Clamidia en los ojos





La clamidiasis es una de las infecciones de transmisión sexual que como consecuencia produce diversos síntomas, entre ellos se encuentra la conjuntivitis en los ojos derivada de síntomas propios del síndrome de Reiter. Otro de los síntomas que ocasiona el síndrome de Reiter es la uretritis, dermatitis y artritis.

La causa de la clamidiasis en los ojos es la bacteria chlamydia trachomatis. Esta enfermedad en los ojos no es muy común en países desarrollados y suele ocurrir en lugares con falta de higiene.

Si existe infección en la garganta o boca por clamidia, y realiza contacto directo con la mano con secreción infectada hacia los ojos,  puede expandir la enfermedad. Otra forma de contagio es por contacto directo con ojos o con la nariz.

También la clamidia en los ojos se puede contagiar a través de la  ropa o toallas que están infectadas por la bacteria.

Determinados insectos como las moscas también pueden propagar la clamidia hacia los ojos. Pero esto último es más común en países subdesarrollados donde la falta de higiene y el hacinamiento suele estar extendida sobre la pobración.

 

Puedes visitar la categoría de los diferentes tipos de enfermedades de transmisión sexual para tener más información sobre clamidiasis.



Síntomas de la clamidia en los ojos

La conjuntivitis producida por una bacteria puede tener graves consecuencias para la vista si no se trata a tiempo. Los principales síntomas son:

  • Secreción del ojo de color amarillenta y pegajosa.
  • Se pegan los párpados cuando la secreción es abundante sobre todo cuando uno acaba de despertar.
  • Picor.
  • Ardor.
  • Irritación.
  • Color rosado o rojo de la parte blanca de los ojos.
  • En ocasiones se forman costras en las pestañas y en los párpados, sobre todo al despertar durante la mañana.

Tratamiento

El tratamiento que habitualmente realiza un médico u oftalmólogo para este tipo de conjuntivitis bacteriana son gotas de antibiótico durante un período determinado para acabar con la infección.