Infecciones de transmisión sexual < Tipos de ETS < Sífilis

Sífilis





sífilis

Orígenes

Girolamo Fracastoro es el padre del término “sífilis”. En 1530 escribió “Syphilis sive morbus gallicus”, cuya traducción al español sería “Sífilis o el mal francés”.

Se trata de un poema en el que un pastor español, de nombre Sífilis, es castigado con esta enfermedad por no respetar a los dioses.

Fracastoro describió años después las posibles formas por las que se podía contagiar esta infección de transmisión sexual.

A principios del siglo XX la sífilis, conocida también por los términos chancro o pústula, fue una causa importante de enfermedad neurológica y cardiaca.

Pero con la introducción en los años cuarenta del siglo pasado de la terapia con penicilina su incidencia bajó de forma espectacular.

Sin embargo, desde principios de los ochenta se ha observado un resurgimiento mundial de la infección.

Ello es achacable sobre todo a la infección VIH y al cambio en las prácticas sexuales.

En la actualidad, aunque puede ser prontamente prevenida y efectivamente tratada, la sífilis persiste como un gran problema de salud.

 

¿Qué es?

Es una de las enfermedades de transmisión sexual de fácil transmisión y de consecuencias muy graves.

El agente causal de la sífilis es una espiroqueta, el Treponema pallidum, cuyo único huésped natural es el ser humano.

Se trata de una bacteria muy contagiosa, existiendo un 50% de probabilidades de que una persona con sífilis infecte a otro en tan solo una relación sexual.




¿Cómo se transmite?

La transmisión del T. pallidum se produce por contacto sexual, pero puede haber también transmisión congénita (adquirida durante la gestación de los bebes).

También por una transfusión de sangre fresca o por inoculación accidental.

La incidencia es más frecuente en hombres (86%) que en mujeres (14%) y se detecta un mayor número de casos entre portadores de VIH.

A pesar de ser una de las enfermedades sexuales más contagiosas, el sexo seguro no deja de ser una opción eficaz para disminuir su contagio.

Las prácticas sexuales con otras personas o desconocidos sin utilizar preservativo suponen un riesgo para la salud del cuerpo, que en definitiva no evita estar expuestos a otras infecciones transmitidas vía sexo genital, anal u oral frente a otra persona, y que ponen en riesgo nuestra vida.

 

¿Cómo son los síntomas?

Una vez ha entrado la bacteria en el organismo a través del contacto sexual, se desarrolla la enfermedad en tres etapas. En cada una de las cuales se producen diferentes síntomas.

 

Primera etapa o sífilis primaria

Aparece entre una y doce semanas después del contagio.

Tras un periodo de incubación que dura entre una y doce semanas, por término medio 21 días, se produce una lesión ulcerosa en la piel en la primera de estas etapas(el “chancro sifilítico”).

Tiene aspecto de ampolla o herida abierta. Generalmente indolora y de aspecto “limpio”, en la zona de los genitales, normalmente pene, vagina o vulva.

También se puede manifestar en los dedos, boca, pechos y ano, que a veces no es visible al situarse en el interior del cuerpo.

Esta úlcera suele acompañarse de inflamación no dolorosa ni supurativa de los ganglios de la zona (ingles). En esta etapa la enfermedad es muy contagiosa y puede difundirse fácilmente.

La lesión ulcerosa desaparece en unas 5 semanas, independientemente de que se trate o no la enfermedad sifilítica en la salud.




¿Cómo es la segunda etapa  o sífilis secundaria?

De una semana a 6 meses después.

Si no se ha realizado tratamiento curativo de la primera etapa, la enfermedad progresa.

Se presentan erupciones en la piel del tórax, espalda o extremidades, así como inflamación de los ganglios linfáticos principalmente del cuello, axilas e ingles.

Puede aparecer fiebre, dolor de garganta, malestar general, con caída de cabello (alopecia) e inflamación de zonas próximas a los genitales o al ano.

En esta etapa la enfermedad también es muy contagiosa siendo un riesgo para la salud otra persona.

Se puede difundir a partir de las heridas sifilíticas abiertas presentes en cualquier parte del cuerpo, en las cuales está la bacteria.

Además sin necesidad de realizar actividad sexual, basta con un simple beso a una pareja para poner en riesgo su salud.

A menudo los síntomas son tan leves que no se perciben e incluso desaparecen rápidamente, a pesar de lo cual la bacteria se mantiene en el organismo.

 

Tercera etapa o sífilis terciaria 

Puede aparecer de 2 a 10 años después del contagio, si no se ha recibido adecuado tratamiento.

Las manifestaciones son diversas, según la localización predominante de la enfermedad. Úlceras en la piel y órganos internos, artritis, pérdida de sensibilidad en brazos y piernas, plantas de los pies dolores e incapacidad en la salud(lesiones en corazón, médula…).

Pueden aparecer  lesiones cardíacas y de vasos sanguíneos (sífilis cardiovascular).

Provocan insuficiencia cardiaca o circulatoria, lesiones cerebrales y medulares (neurosífilis) con riesgo de parálisis, trastornos psíquicos, demencia, etc.

Casi el 25% de las personas que tienen la enfermedad y no reciben adecuado tratamiento quedan incapacitadas o mueren en esta última etapa.

Durante el embarazo, la bacteria puede ser transmitida y afectar a la salud del feto y afectar a la vida del bebé. Que sufrirá este tipo de enfermedades de manera similar al adulto. Pudiendo suceder un aborto e incluso el nacimiento de un niño con importantes lesiones.

 




En las relaciones con otra pareja vía sexo no están libres de estar infectados, en este sentido en las relaciones con pareja monogamia el riesgo disminuye. Por otra parte, está demostrado que las relaciones vía sexo de un hombre con otra pareja o parejas hombres aumenta el riesgo de estar expuesto a la infección.

 

¿Cómo es el diagnóstico de laboratorio?

Existen métodos directos e indirectos para diagnosticar la infección.

Diagnóstico directo

Examen con microscopio de campo oscuro

Es la prueba reina para  diagnósticar y lograr el control de sífilis primaria, ya que el cultivo de T. pallidum de forma habitual aún no es factible.

El examen en el microscopio de campo oscuro se realiza con una gota de material aspirado de un chancro o de un ganglio linfático, y se ha de repetir tres días seguidos antes de considerarla negativa.

Los treponemas aparecen brillantes y móviles, y la prueba no es fiable para chancros de boca pues se confunden con treponemas saprofitos de la cavidad oral.

La fiabilidad de la prueba es muy alta cuando se utiliza el equipo adecuado y un técnico experto, pudiéndose detectar T. pallidum en el 85-92% de los casos.

Los falsos negativos pueden ocurrir si los pacientes se han aplicado cremas con antibióticos o han ingerido antibióticos sistémicos. 

Diagnóstico indirecto

 Es el procedimiento más habitual y se basa en la detección de anticuerpos en el suero del paciente, que pueden ser inespecíficos (reaginas: anticuerpos del tipo IgE que aparecen en los fenómenos de hipersensibilidad tras el primer contacto con un antígeno) o específicos en este tipo de enefermedades.




Anticuerpos inespecíficos

Son pruebas de alta sensibilidad pero de baja especificidad que se utilizan fundamentalmente en el despistaje de enfermos con sífilis y en su seguimiento (no garantizan la presencia de infección).

Detectan la presencia de reaginas utilizando como antígeno la cardiolipina.

Las más comunes son el RPR (Rapid Plasma Reagin) y el VDRL (Venereal Disease Research Laboratory) que pueden hacerse positivas incluso después de 4 a 7 días de la aparición del chancro y son positivas en pacientes con sífilis secundaria.

Se usan no sólo para el muestreo de grandes poblaciones, sino también para el control del tratamiento, ya que los títulos iniciales se reducen a los 6-12 meses después de un tratamiento eficaz, llegando a ser indetectables varios años después.

Pruebas treponémicas específicas

Algunas afecciones de este tipo de enfermedades pueden dar falsos positivos en los test inespecíficos, por ésta razón, se requiere confirmación con test específico.

 El FTA-ABS (Fluorescent Treponemal-Antibody Absorption), sirve para confirmar un VDRL o RPR positivos. Utiliza como antígeno T pallidum liofilizado, y tiene una sensibilidad variable según el estadio evolutivo de la enfermedad.

 En general, en la sífilis precoz el FTA-ABS es la primera prueba en hacerse positiva seguida de buscar complicaciones reagínicas en hombres mujeres y niños.

 El TPHA (Treponema Pallidum Haemogglutination Assay), también sirve para confirmar un VDRL o RPR positivos.

 Emplea como antígeno hematíes de carnero recubiertos y sensibilizados por un extracto de T. pallidum que se aglutinan en presencia de suero problema, si este contiene anticuerpos específicos.

Otra prueba específica es el TPI (Inmovilización de T. pallidum)

La reacción en cadena de la polimerasa (técnica que mediante la amplificación de fragmentos de ADN identifica con una muy alta probabilidad virus o bacterias causantes de enfermedades), en el caso de la sífilis resulta poco específica al detectar tanto T. pallidum como T. pertenue.

Además, tiene un coste elevado y requiere un equipo sofisticado, siendo útil en el control de las infecciones del SNC.




Resumen sobre qué pruebas son necesarias para el diagnóstico de la sífilis, según su fase evolutiva 

Sífilis primariaSífilis secundariaSífilis latente o tardía

·         Lesiones típicas y examen en microscopio de campo oscuro.

·         Se requiere en primer lugar que VDRL o RPR sean positivas

·         La FTA-ABS deberá confirmar si hay dudas en las lesiones o reafirmar la VDRL o RPR positiva

·         En medicina la Sífilis precoz la serología puede ser negativa durante tres meses, lo que exige repetición de RPR o VDRL, a la semana, al mes, a los 3 y a los 6 meses en caso de sospecha clínica alta.

·         Mediante examen en microscopio de campo oscuro del aspirado de los ganglios linfáticos.

·         Ante una VDRL o RPR positiva, en medicina se tiene que confirmar con FTA-ABS o MHA-TP.

·         Una VDRL inferior a 1:16 aconseja repetir la VDRL y la FTA-ABS

·         La FTA-ABS sigue siendo positiva después del tratamiento de la sífilis, por lo que el seguimiento se hará con la VDRL en medicina 

·         Si la FTA-ABS es positiva hay que tratar al paciente, porque la VDRL en ésta fase sólo tiene un 70% de sensibilidad.

·         En la sífilis latente de más de 1 año se recomienda el estudio de LCR en presencia de:

Síntomas neurológicos.

Fracaso terapéutico.

Título reagínico > 1:32

·         Un examen de LCR (líquido cefalorraquídeo) positivo para VDRL indica en el 22-69% de los casos presencia de neurosífilis, pero si la FTA-ABS es negativa las posibilidad de neurosífilis es escasa.

 

Tratamiento

El de la sífilis, como el de la gonorrea u otro tipo de enfermedades de transmisión vía sexual precisa de antibióticos en hombres mujeres y niños.

En sus dos primeras etapas, la sífilis puede ser curada en su totalidad con el tratamiento adecuado.

Pero no es seguro que esto suceda cuando se interviene en la tercera etapa, aunque si pueden detenerse los síntomas.

Actualmente está institucionalizada la solicitud en el embarazo de buscar complicaciones diagnósticas para evitar la sífilis congénita al bebé.

Personas embarazadas que se trate antes de la semana 16 pueden evitar la sífilis congénita a los bebes, tratamientos posteriores curan la infección pero no evitan los estigmas congénitos.

No obstante, hay que señalar su baja incidencia en el embarazo y afección al bebé..




Tratamiento de la Sífilis primaria, secundaria o latente de menos de 1 año de duración

  • Penicilina G Benzatina: 2,4 millones de unidades IM, en monodosis.
  • Alternativa en pacientes alérgicos:

Tetraciclina 500 mg/ vía oral /cada 6 h., durante 14 días.

Doxiciclina 100 mg/ vía oral/cada 12 h., durante 14 días.

En embarazadas alérgicas a la Penicilina, utilizar Eritromicina 500 mg/ vía oral/2 veces día, durante 2 semanas en el embarazo, no afecta al bebé.

 

Tratamiento de la sífilis latente de más de 1 año de evolución, sífilis benigna tardía y sífilis cardiovascular

  • Penicilina G Benzatina: 2,4 millones de unidades/IM, una vez por semana durante 3 semanas consecutivas. En total, 7,2 millones de unidades.
  • Alérgicos a la Penicilina:

o   Tetraciclina 500 mg/ vía oral/4 veces día, durante 4 semanas.

o   Doxiciclina 100 mg/ vía oral/2 veces día, durante 4 semanas.

 




Tratamiento de la neurosífilis

  • Penicilina G Acuosa. De 2 a 4 millones de unidades, IV, cada 4 horas, durante 10 a 14 días.

La reacción de Jarisch-Herxheimer aparece entre 1 y 6 horas después del inicio del tratamiento en un 50% de los pacientes con enfermedades de sífilis primaria y en casi todos los pacientes con sífilis secundaria.

Es debida a que al destruirse las espiroquetas por efecto de la penicilina. Liberan su material en el organismo provocando fiebre, erupción cutánea, adenopatía e hipotensión.

La intensidad de la reacción refleja la gravedad de la infección.  Se trata con antipiréticos y se debe advertir al paciente de esta posible reacción.

 

Los lectores llegaron a este artículo buscando:

  •  Sífilis
  •  Sífilis síntomas
  •  Sífilis tratamiento
  •  Qué es sífilis
  •  Sífilis congénita
  •  La sífilis tiene cura
  •  Neurosífilis